sábado, 16 de febrero de 2008

Regresamos

Al Teatro Liberarte, en su Ciclo de Autores Contemporáneos:


Ciertas respuestas a Báthory contra la 613:

Alvaro Tato y Juan Manuel Romero, cara a cara por Pedro Víllora
Crítica en Noticias Teatrales por María Anunciación Fernández Antón
Reportaje en Aullidos (ver también foro)
Opiniones de todo tipo en Atrápalo
Amables consideraciones en el blog Makoworks
Y el relato de una bella espectadora en G minus and the Infinite SadnesS

2 comentarios:

Sin halo dijo...

Buenas que tal?
decir q la obra me gusto mucho,
las actrices estan cojonudas y el texto juanma es incleible,muy currado, la musica y la iluminacion muy bien escogidas.
te dejo mi blog como te comente, que es de descarga de musica.( http://sinhalo.wordpress.com/ )
javi (ces)
saludos y seguir asi.

xalabin dijo...

Estuve en el que creo que fue el último pase, el domingo 9 en liberarte.
-----------------------------------

Acabo de llegar del teatro y lamentablemente la catarsis se ha ido disolviendo con el paso de los minutos y con la inevitable practicidad y regreso al mundo terreno que supone conectarse a internet desde un hostal.

Como decirlo, últimamente eran pocas las obras, sean libros, comics, música, cine, teatro... que me dejan después un retrogusto tal, que no queda más que reflexionar y revivirlas, aunque sea unos minutos.

Sin embargo esto último es lo que me sucede ahora mismo, es una obra con mucha fuerza, con un discurso que incita a repensarlo y a repensarse, unas actrices soberbias, tan sólo dos, que realizan el trabajo de todo un elenco de personajes.

Sinceramente, ahora en perspectiva, lo que siento es envidia ^_^, envidia por el tipo que ha parido la obra, y envidia por ese par de mujeres, encima del proscenio, que tanto talento tienen.

Es además una obra que se nota que se disfruta al interpretarla, intensa, con cambios radicales que exigen al intérprete hacer malabares emocionales.

Me doy cuenta que después de tanta palabrería, casi no he hablado realmente de la obra.

La música, escasa pero bien elegida, creo que en el intermedio nada más. En todo caso, estuve inmerso en el diáolgo que llena toda la escena, en los pequeños gestos, que denotan como las actrices se van metiendo en un papel u otro.

El contexto: un juicio a la condesa Bathory, resucitada en un museo de cera.

Las ideas muchas, el monstruo que tenemos dentro, o los monstruos que necesitamos. Que pervive en la historia, por qué, cómo... Dos mujeres que se aman y que se odian.

En fin, que me lo he pasado como un enano.

Pd: Mucho me quejo, pero lo último que he leído "Su cara frente a mí" también ha sido una gozada. Y el último grupo que he descubierto, cocorosie...